¿Soy Flexiteriano?

ensalada-templada-de-pescado-668x400x80xX

Quizás descubras que eres flexiteriano sin saberlo.

Y es que este nuevo concepto de alimentación, en realidad sigue los patrones de la alimentación de nuestros abuelos, es decir, una dieta rica en cereales, verduras, frutas y legumbres, donde la carne y el pescado escaseaban y se habían dosificar para todo el año, por lo que se comía ocasionalmente y en cantidades pequeñas, como en las calderetas, o se reservaban sólo para grandes ocasiones.

Pero la dieta flexiteriana, en que se basa realmente?

Sería como una dieta vegetariana flexible en tanto que permite el consumo ocasional de carne y pescado en cantidades moderadas y de manera ocasional. Podríamos decir de alguien que, siguiendo una dieta vegetariana a diario, consume ocasionalmente alimentos de origen animal. Por este motivo, aunque la base de su alimentación es vegetariana, los flexiterianos no están aceptados como vegetarianos. En principio no tienen alimentos prohibidos, como se apunta en su web, sino que las limitaciones las decide cada uno según sus criterios. Algunos de ellos son: evitar los productos que impliquen sufrimiento innecesario de los animales como la carne de caza o el foie, o los procedentes de la ganadería intensiva. Otra sería la sostenibilidad. Sus defensores mantienen que es una buena opción para una persona preocupada por el planeta que no quieren prescindir de las delicias del jamón o de un buen suquet de rape de vez en cuando. Sus practicantes defienden que ser flexitariano es más sano que ser omnívoro, al ingerir más fibras y menos grasas saturadas.

Según mi criterio, se trata de un concepto de alimentación muy saludable ya que, como veréis, sus principios son muy cercanos a los de la Dieta Mediterránea. Así, si nos fijamos en la pirámide alimentaria, que es el patrón de alimentación saludable, vemos que la base de la alimentación se fundamenta en los cereales a ser posible integrales (pan, pasta, arroz, avena etc ..), en las legumbres y los tubérculos como la patata, las verduras y las frutas. Y los sigue en menor frecuencia de consumo todos los lácteos, mientras que las carnes, pescados y huevos quedan relegados a un consumo semanal, escogiendo los más saludables, como el pescado azul o las carnes poco grasas. Si, habéis leído bien. La dieta mediterránea aconseja que el consumo de carne, pescado y huevos sea se-ma-nal. Y los embutidos habla de consumo o-ca-sio-nal. Así que si sois de los que os coméis un bocadillo de jamón cada día para el desayuno ya no la siga. Si realmente la siguiéramos, lo que en realidad poca gente hace, estaríamos hablando de un concepto similar al que se basa la alimentación flexiteriana.

Para que los principios de la dieta flexiteriana son:

El consumo de un amplio abanico de cereales integrales: Además del arroz y trigo integral, introduce otros cereales menos conocidos como el amaranto, cebada, centeno, trigo sarraceno, triticale, bulgur, kamut, mijo, sorgo, espelta y quinoa.

El consumo ocasional de carnes y pescados o un consumo reducido combinado con proteínas de origen vegetal. Se utilizan sustitutos vegetales de la carne como tofu, tempeh o hesitan.

El Consumo abundante de frutas, verduras y hortalizas, en forma de combinaciones muy vitamínicas y sabrosas como licuados, jugos, ensaladas, purés, zumos, etc ..

El consumo de lácteos fermentados, como yogures, así como sus derivados

El uso de saborizantes naturales como las especias dulces, el néctar, vinagre de manzana, jarabe de agave o jarabes de arce, arroz y cebada.

Y para los que quieran probar esta tendencia, en Barcelona tenemos un buen ejemplo de cocina flexiteriana con platos deliciosos y una carta de zumos sorprendentes: el restaurante Flax & Kale. En breve iré a degustarlos, ya os contaré!

Así que ya veis, seguramente algunos de vosotros acabáis de descubriros flexiterianos sin saberlo! Aunque en el fondo el nombre es lo de menos. Lo que importa es que seamos conscientes de que nuestro cuerpo necesita alimentarse bien y que sepamos aportar todos los nutrientes que necesita para mantener un buen estado de salud.

Estáis de acuerdo conmigo?

This post is also available in: Catalán

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *